domingo, 18 de septiembre de 2016

viernes, 16 de septiembre de 2016

A VUELTAS CON EL ALCOHOL...


Todo lo que se pueda hacer para evitar y minimizar los problemas que el alcoholismo conlleva, alguien lo agradecerá.



No hace mucho tiempo hacia referencia a una guía  que la Junta de Castilla y León editó, titulada "Guia para un consumo de alcohol de bajo riesgo", en la que se puede encontrar información suficiente para intentar reducir el consumo de alcohol así como informarse de los riesgos que esta droga conlleva si no se toman precauciones.

Sabemos que el alcohol consumido en exceso, consumo de riesgo, no solo es una droga que deprima el Sistema Nervioso Central ( embriaguez, euforia, dependencia, lesiones neuronales, encefalopatías, delirium tremens, etc), si no también puede provocar alteraciones orgánicas como arritmias, hepatitis alcohólica, cirrosis hepática, pancreatitis, cancer, etc, además de serios problemas sociolaborales.

En los enlaces de abajo, para el que tenga interés en seguir informándose de esta devastadora droga, que el que no la controla le controla, puede encontrar más información al respecto. El primero publicado anteriormente en este mismo blog y el segundo sobre una entrevista de Vicente Baos en la Ser.



¿ES EL ALCOHOL UNA DROGA?.¿SABES CUÁNTO BEBES?

Sobre el alcohol en la sierra ( Entrevista a Vicente Baos )


jueves, 15 de septiembre de 2016

CONDUCCIÓN Y MEDICAMENTOS


Hay que tener en cuenta que no solo el alcohol y las drogas pueden tener efectos sobre la conducción. Otros mucho fármacos pueden ocasionar,  no pocos, efectos adversos cuando se conduce y por tanto están desaconsejados.

Los ansiolíticos, como pueden ser las benzodiacepinas, pueden producir alteraciones de la coordinación, disminución de los reflejos e incluso sedación, por tanto sería aconsejable no conducir en un tiempo prudencial después de la toma.

Otros fármacos, como  los antitusígenos, también pueden producir sedación, en personas sensibles, y por tanto se debe conducir con prudencia.

Los antihistamínicos de última generación suelen producir menos efectos adversos que los de primera y segunda generación, por tanto, se deben tomar precauciones ya que pueden producir sedación, alteraciones visuales e incluso ansiedad.

Algunos antihipertensivos, como pueden ser los betabloqueantes (propanolol, etc), pueden emplearse con precaución ya que pueden afectar a la concentración, producir fatiga e incluso vértigo.

Otros medicamentos al que no se le da importancia y pueden producir efectos secundarios importantes como los antidiabéticos que pueden producir hipoglucemia, los antiepilépticos que pueden producir disminución de reflejos, somnolencia, confusión, los antiparkinsonianos que pueden producir sueño repentino. Quién esté tomando todos estos fármacos no deberían conducir.

Nota: Estas advertencias son con intención informativa, pero si tiene dudas no deje de consultar a su médico de referencia.